La Serigrafía, es el método de impresión utilizado en la fabricación de muchos de esos productos que tú compras con dibujos o personalizados (camisetas, botellas, latas…).

Esta palabra “Serigrafía”, viene de la palabra latina ‘sericum’ que significa seda, y de la palabra griega ‘graphe’, que significa dibujar o escribir. El proceso de este método utilizado para la estampación, consiste en la transferencia de la tinta a través de una malla tensada en un marco, haciendo que la tinta no pase en las áreas que no tienen imagen. Es una de las técnicas de impresión manual de las más antiguas, siendo a día de hoy realizadas con ayuda de maquinaria ¡para hacerlo más rápido y sencillo! Lo que obviamente conlleva que a día de hoy sea más barato que en el pasado.

 Es decir, la serigrafía, consiste en transferir una imagen a un determinado objeto mediante una malla o una pantalla.

¿Cuáles son los materiales que necesito para serigrafiar?

Aunque lo mejor cuando queremos imprimir algo mediante este método, es a una empresa de Serigrafía especializada como Arteser, para que la calidad de la impresión sea máxima, siempre podemos aventurarnos a intentar realizar algo por nuestra cuenta.

La serigrafía es un tipo de impresión económico y sencillo, el cual no requiere de mucho material. Por lo que para comenzar a realizar este tipo de impresión, necesitarás los siguientes elementos:

  •          Malla o pantalla con imagen reproducida.
  •          Marco para tensar la malla.
  •          Espátula para extender la tinta.
  •          Tinta para serigrafía.
  •          Soporte de impresión.
  •          Sistema de secado.

¿Qué tipos de Serigrafía existen y cómo funcionan?

Serigrafía Manual

El tipo de serigrafia más utilizado y también el más clásico. Los pasos a seguir en este tipo de serigrafía son:

  1.      Se Coloca la pieza en una base especial.
  2.      Nos aseguramos que la malla o la pantalla esté limpia para evitar arrugas y mala impresión.
  3.      Aplicamos y/o extendemos la tinta en la malla con ayuda de una espátula
  4.      Presionamos ligeramente para garantizar que la tinta pasa correctamente.
  5.      Pasamos la espátula de nuevo para quitar los excesos.
  6.      Secamos, bien al natural bien mediante una máquina especial.

Serigrafía Automática

Esta opción, más rápida requiere de una máquina especial y un operario especializado para manejara. Los pasos para la impresión son los siguientes: 

  1.      Colocar la pieza en la base de la máquina;
  2.      La máquina automáticamente hará que baje la pantalla y realiza la estampación;
  3.      ¡Listo! El producto irá a secado y así de sencillo tendrás tu estampado.

Serigrafía en Paraguas

Muy parecida a la serigrafía manual, ya que se realiza todo el proceso a mano. La manera o forma en que se debe de colocar la pantalla es mucho más laboriosa, así como el proceso de secado.

Este tipo llamado Paraguas se suele usar en productos con mayor complejidad como las sombrillas de sol o paraguas.

Serigrafía Circular

Como su nombre lo indica, está impresión  se basa en el diseño de estampados para posteriormente imprimirlos en rodillo o en rotativa. Principalmente se usa para objetos en forma de cilíndrica como botellas de agua o tazas personalizadas.

Estos son los tipos de serigrafía que te podrán ayudar a que tus materiales sean perfectos. Ahora, solo debes decidirte cuál método se adapta a tu negocio e imprimir tus productos. O puedes llamarnos y te asesoramos.